15 de diciembre de 2010

The Big Bang Theory



La Teoría del Big Bang. Qué grandiosa serie. La hacen en Estados Unidos donde saben muy bien agradar al público. Escarban en nuestros gustos y nos regalan historias que nos hacen reír, que nos emocionan y que nos hacen pensar.

No nos recuerdan lo tontos que somos por no ver sus series. No tratan de educar nuestro basto paladar. No insinúan que nos falta sesera por no halagar sus infumables bodrios. No quieren convencernos de que no sabemos lo que nos gusta.

Es una serie que habla de lo más grandioso que ha sido capaz de crear el hombre: la tecnología.

La tecnología nos ha hecho más libres. Desde la primera muesca de sílex hasta una tomografía axial computerizada; desde la brújula  hasta la vacuna contra la viruela.

Nos ha hecho más libres porque solo disfrutando de comodidades proporcionadas por la tecnología pudimos tener tiempo libre para pensar. Porque solo una tribu que dispuso de un barco que le traía el grano; de un arado que socavaba la tierra; y de un acueducto que la regaba pudo emplear tiempo en divagar y abstraer.

Es una serie que nos recuerda que el hombre es la especie que, en 60 años, pasó de crear un aeroplano a mandar un astronauta a la Luna. Que el hombre ha arrasado ciudades; pero creó alcantarillas que evitaban el cólera. Que ha asesinado en masa; pero hizo catedrales y diseñó aviones.


Es una serie que nos recuerda que la civilización es comer caliente, tener higiene; ser libre y ver envejecer a tus hijos. Y no los libros, los cuadros o la lengua.


Pero quizá lo más hermoso de la serie es la canción que sirve de introducción, que es una breve pero afilada historia de nuestra zurcida y bella humanidad. Es un precioso homenaje al coraje indestructible que hizo al hombre someter su entorno; cazar un mamut; erigir un menhir; pintar en Altamira; forjar el hierro; escribir la Iliada y descubrir América.

 

7 comentarios:

cierzo dijo...

Absolutamente adicto a esta serie, y cada día me gusta más tu blog.

Soy Sixto, de Mallorca, algún día te había escrito ya. Gracias por todo.

Saludos.

Juan de Oyarzun dijo...

Saludos Cierzo, con nombre de viento feroz.

La teoría del Big Bang es una serie entrañable, hermosa y divertida como solo los yanquis saben hacer.

Me alegro de que te gusten mis delirios. Gracias por comentar y pásate siempre que quieras.

Anónimo dijo...

Anda pues yo que creía que esta serie de lo que hablaba era de que hasta el "bicho" mas raro podía ser o hacer algo especial, que no se necesita ser el tipo mas popular del instituto para ser feliz en esta vida...

Por lo demás me conformaría con que por una vez en España se haga una serie que no sea un bodrio.

Y hablando del Big Bang, os informo que ya hay una teoría que empieza a ser aceptada que dice que el universo no empezó con el Big Bang ( bueno, en el que habitamos ahora si) sino que anteriormente hubo otros universos que terminaron en colapso y ese colapso es nuestro Big Bang.

PD. Perdón por las falta de ortografía, pero el IPad no ofrece la posibilidad de poner tildes cuando quieres

Juan de Oyarzun dijo...

¿El super Aipad no autoriza a poner tildes cuando te sale del orto? jajaja, me esperaba algo más del gurú Steve Jobs y la nueva religión verdadera: "el appeltismo" jaja

Ángel dijo...

Pierda cuidado, Oyarzun, que visto cómo andan las cosas, lo mismo se lanzan todos los idiomas del mundo a sacrificar sus tildes en aras del Ipad...

Pero yo no venía por esto. Voy a ser un poco bruto, aun saliéndome del tema de esta entrada. Pero es que acabo de oír por la radio que los ladrones de un Chillida intentaron vendérselo a un chatarrero por 30 E. Y segúnparece, el chatarrero no lo compró.

Aleccionador, ¿eh?

Juan de Oyarzun dijo...

Creo que el chatarrero debería ser nombrado ministro de Cultura a la mayor brevedad, dado que ha demostrado un gusto exquisito.

Pero también habría sido divertido que lo hubiese comprado y que lo hubiera usado de percha o para poner las llaves.

El arte en su sitio.

Por obra y gracia de un chatarrero que ha resultado ser el furriel del Retablo de las Maravillas.

Sigamos con salud todos.

JP.

Mariana Hernández dijo...

Una serie entrañable de las mejores sobre nerds también chequen Silicon Valley o T.I son igual de buenas.